Lanzan instrumentos para mejorar el pronóstico de huracanes

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

RUM prensa
Parte del grupo de trabajo del proyecto colaborativo que lanzó los vehículos al mar desde la embarcación La Sultana, del Departamento de Ciencias Marinas del RUM.

Con el propósito de mejorar los pronósticos de fenómenos atmosféricos, el Sistema de Observación Oceánica Costera del Caribe (CariCOOS) en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), en conjunto con científicos de varias entidades trabajan en un proyecto colaborativo que permitirá obtener datos más precisos sobre la temperatura oceánica en distintas áreas del Mar Caribe y del Océano Atlántico tropical a través de dos vehículos autónomos submarinos que fueron ubicados en la región durante esta temporada de huracanes.

 

El acuerdo lo integran: CariCOOS, el Sistema Integrado de Observación Oceánica de Estados Unidos (US IOOS), la Universidad de Miami, la Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica (NOAA) y la Autoridad Marítima de la República Dominicana.

 

Los recién instalados instrumentos, conocidos  como SeaGliders,  fueron lanzados, tras varias pruebas, el pasado mes desde la embarcación de investigación La Sultana, del Departamento de Ciencias Marinas del RUM, según informó uno de sus catedráticos, el profesor Julio Morell, quien es además el director ejecutivo de CariCOOS.


 

“Se espera que el análisis de esta información durante el paso de un ciclón tropical le permita a los científicos entender mejor el rol que tiene el océano en la intensificación de los huracanes y la importancia del enfriamiento que estos fenómenos producen en las capas superiores del océano”, reiteró Morell.

Estos vehículos, descritos como duraderos y autónomos, operan con batería y son manejados por control remoto por científicos de la NOAA, quienes esperan que estos recorran las dos áreas marítimas donde los huracanes regularmente se intensifican para arrojar datos de medidas de temperatura y salinidad en los primeros mil metros de profundidad en el agua. Luego de repetir varios ciclos de sumersión y salida a la superficie, los gliders transmitirán los datos a través de un satélite.

 

A pesar de que en años recientes se han logrado mejorar los pronósticos atmosféricos, la posibilidad de optimizarlos ha permanecido estancada, aseguró, por su parte, Gustavo Goni, oceanógrafo de la AOML-NOAA e investigador principal del proyecto.

 

“La falta de observaciones oceánicas adecuadas que describan mejor el calor del océano ha sido señalada, a manera de hipótesis, como una de las razones para esa deficiencia”, agregó Goni, al tiempo que enfatizó en que la misión de la investigación es evaluar el impacto de las observaciones que arrojen los instrumentos en los modelos de predicción sobre la intensidad de huracanes.

 

Según se dio a conocer, estas observaciones son parte del programa de huracanes de la NOAA, que incluye una serie otras medidas y datos, algunos de los que obtienen a través de sus aviones cazahuracanes.

 

De igual forma, se anunció que el proyecto tendrá una duración de dos años y se espera que logre estrechar aún más los lazos de colaboración entre las entidades participantes. Los investigadores también aspiran a obtener observaciones ambientales sobre las corrientes marinas y los ecosistemas de la región.

Tags: 

Categorías de Contenido: