Meteoro pudo caer al norte de Camuy

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

ELNUEVODIA.COM
La "bola de fuego" fue captada el 3 de abril y se cree que cayó al mar un poco más al norte de Camuy. (Suministrada / Sociedad de Astronomía del Caribe)

Un análisis del avistamiento de un impresionante meteoro observado el 3 de abril (Viernes Santo) reveló que la roca espacial debió haber alcanzado la superficie, pero la trayectoria sugiere que cayó al mar un poco más al norte de Camuy.

La Sociedad de Astronomía del Caribe (SAC) indicó que al comparar las imágenes obtenidas por cámaras de la entidad educativa ubicadas en la zona oeste de Puerto Rico, se logró determinar que el meteoro penetró los cielos sobre la zona de Aguada, y poco después cayó al mar justo al norte de Camuy.

El análisis incluyó una triangulación de imágenes, las cuales concordaron con varias entrevistas realizadas a testigos que avistaron el impresionante meteoro, explicó la SAC. La organización utiliza una red de cámaras para captar meteoros y analizar su trayectoria, la cual ha sido desarrollada con asesoría de expertos en meteoros de la NASA

La entidad educativa señaló que según visto desde la perspectiva de San Juan y el área metropolitana, el meteoro fue visto surcando el cielo muy cerca de donde se veía el brillante planeta Venus, ya que desde la perspectiva de la zona metropolitana, el meteoro fue visto al mirar en dirección al Oeste moviéndose de Suroeste a Norte (izquierda a derecha). Esto fue confirmado por testimonios e imágenes captadas desde San Juan por la SAC.

¿Por qué se entiende que no se desintegró totalmente?

La SAC indicó que el ángulo en que penetró la roca espacial fue uno sumamente inclinado, descendiendo notablemente en lugar de desplazarse de lado. La entidad educativa explicó que esto ocasiona menor fricción debido a que el objeto pasó por menos cantidad de atmósfera.

Aunque en los segundos finales del avistamiento del meteoro este mostró un color anaranjado que sugiere la presencia de sodio, el color que predominó en el meteoro fue el verde, indicativo de que la roca espacial era de composición mayormente metálica. 

Ausencia de cola

Aunque muchos observadores reportaron que el meteoro mostraba una corta cola, los vídeos captados por la SAC sugieren que el enorme meteoro tuvo poca desintegración ya que mostró una cola muy limitada en comparación con cientos de meteoros documentados por la organización.

Esto coincide con un contenido metálico en la roca espacial, lo cual lo hace más resistente a la desintegración y aumenta la probabilidad de que parte del pequeño asteroide logre alcanzar la superficie. 

Onda expansiva

Varios de los testigos entrevistados por la SAC, especialmente aquellos que observaron el meteoro desde pueblos entre Aguada y San Sebastián aseguran que cerca de 20 segundos después de avistar el meteoro escucharon un sonido muy similar al estruendo que se escucha luego de lanzar "fuegos artificiales", lo cual sugiere pudo haber una onda expansiva. Esto, junto a las imágenes obtenidas sugiere que la roca espacial no era un pequeño fragmento típico de meteoros comunes, sino una roca de al menos un metro de diámetro.   

 

 

Evento de la naturaleza

La SAC indicó que una roca espacial que tenga la capacidad de producir tales imágenes así como una onda expansiva pudiera ser de un tamaño de al menos 1 a 3 metros, un tamaño relativamente "pequeño" que fácilmente se escapa de los sistemas de detección de asteroides.

Aunque puede ocasionar ciertos daños considerables (dependiendo de varios factores) en realidad un pequeño asteroide de tal tamaño no tiene la capacidad de destruir una ciudad y por lo tanto, mucho menos de ocasionar un tsunami o una extinción masiva como algunos pensarían.

"De modo que se trata de un evento de la naturaleza al cual no hay por qué temer cuando estamos hablando de rocas espaciales relativamente pequeñas", señaló la entidad educativa.

Otro meteoro es avistado el 15 de abril

Otro notable bólido fue avistado sobre Puerto Rico el 15 de abril a eso de las 10:24 p.m. La SAC captó imágenes del meteoro, el cual se desplazó hacia el Norte. La entidad educativa recibió reportes de numerosos observadores que lograron avistar el brillante meteoro, el cual lució verdoso.

La organización explicó que los meteoros que muestran un color verde son de contenido metálico, y señaló que el hierro y el níquel son elementos comúnmente presentes en muchas de las rocas espaciales que se desplazan en nuestro Sistema Solar. Ocasionalmente estas penetran nuestra atmósfera cuando interceptan la Tierra.

Sin embargo la entidad educativa aclaró que es normal que continuamente entren meteoros a nuestra atmósfera e incluso indicó que muchos de estos pasan por desapercibidos debido a que la mayoría de estos eventos ocurre sobre el mar o sobre zonas despobladas. "Debemos recordar que 70 por ciento de nuestro planeta está cubierto por agua", destacó la SAC.

 

 

Tags: 

Categorías de Contenido: