NASA estudia el impacto humano en costas de Puerto Rico

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Universidad de Puerto Rico
Un grupo de investigadores y estudiantes del proyecto de NASA- HICE Puerto Rico hizo un viaje de campo al Río Grande de Manatí.? (Suministrada / Oficina Comunicaciones UPR Río Piedras)

Planificadores, oceanógrafos, biólogos, geógrafos, hidrólogos, expertos en salud pública y en la técnica de percepción remota realizan su primer encuentro en la Escuela de Planificación de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras (UPR-RP), para discutir los avances del proyecto “Human Impact to Costal Ecosystems in Puerto Rico” (HICE-PR), auspiciado por la National Aeronautics and Space Administration (NASA).

El junte interdisciplinario de los científicos tiene como objetivo estudiar el impacto humano en los ecosistemas costeros de Puerto Rico. El estudio se centra en cómo los cambios de uso de terreno afectan la sedimentación en el Río Grande de Manatí y el Río Loco de Yauco, y cuáles son las consecuencias de esa sedimentación en los componentes de las costas (playas, mangles y arrecifes). 

“Realmente es un tema muy importante y que actualmente se está debatiendo y hablando mucho en los medios locales de Puerto Rico”, indicó la doctora Barreto Orta, catedrática de UPR-RP e investigadora principal del proyecto.

Se trata de la primera vez que todos los colaboradores de la investigación se reúnen al mismo tiempo para presentar los trabajos realizados al momento sobre el proyecto y planificar las estrategias para la próxima fase.  Así como discutir la integración al estudio de miembros de las comunidades y las agencias locales, federales y sin fines de lucro pertinentes, indicó en un comunicado la Oficina de Comunicaciones de la UPR-RP.

“Nosotros esperamos que la información que surja de este gran encuentro pueda generar iniciativas donde la academia ayude a las agencias interesadas a buscar soluciones a estos problemas”, expresó la geógrafa.  “Lo que nosotros produzcamos no solamente se va a quedar en artículos profesionales, la idea de esto es que los datos sean entregados a las agencias locales y federales relacionadas con el manejo de cuencas hidrográficas y costas.  Y más ahora cuando sabemos que las costas, dado el aumento del nivel del mar, el cambio climático, están en unas condiciones vulnerables”, explicó Barreto Orta.

Como parte del programa del encuentro, que se extenderá hasta la próxima semana, los estudiosos también realizarán viajes de campo al Río Grande de Manatí y la cuenca del Río Loco en Yauco, donde cada experto aportará a la discusión desde su área de especialización. Específicamente colectarán información científica en la Bahía de Guánica y La Parguera y en la cuenca del Río Grande de Manatí. Además, recibirán un adiestramiento a cargo de la FIU.

El  próximo jueves, 13 de noviembre, llevarán a cabo la reunión de culminación del encuentro para discutir los resultados de los trabajos realizados en campo y evaluar el impacto de la sedimentación transportada por el Río Loco, del uso de terrenos y las actividades humanas sobre las playas de Manatí y Barceloneta.  Asimismo el impacto de las correntías y uso de terrenos en los corales de la Bahía de Guánica y La Parguera.

En representación de UPR-RP también participan el doctor Jorge Ortiz, del Departamento de Ciencias Ambientales y el doctor Luis Santiago, de la Escuela de Planificación.  Además, se encuentran en Puerto Rico los investigadores NASA's Ames Research Center (FIU).  También forman parte del proyecto el doctor Roy Armstrong, de la UPR- Recinto Mayagüez, y el doctor Pablo Méndez Lázaro, del Departamento de Salud Ambiental del Recinto de Ciencias Médicas de la UPR.   

Los estudiantes del Recinto que trabajan como asistentes de investigación en el proyecto, de las áreas de ciencias ambientales, y de planificación ambiental y económica, también participaron del evento con la presentación de sus resultados preliminares de las fases que han trabajado con sus mentores.  “El proyecto le está dando un espacio a estos nuevos investigadores a no solamente adiestrarse, sino a producir y aportar información al proyecto”, agregó la también profesora de la Escuela Graduada de Planificación.

?La subvención de NASA para financiar el proyecto es de? $1.4 millones por tres años,? el cual inició en julio pasado y debe finalizar en junio del 2017.

Tags: 

Categorías de Contenido: