Puerto Rico es el lugar idóneo para las ciencias

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Osman Pérez Méndez / osman.perez@gfrmedia.com
Kelvin Quiñones y Fabricio Do Monte destacaron el potencial para investigar en el Laboratorio de Aprendizaje sobre el Miedo. (vanessa.serra@gfrmedia.com)

Los recientes logros y reconocimientos internacionales conseguidos por el equipo del Laboratorio de Aprendizaje sobre el Miedo, adscrito al Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR), ponen de manifiesto, una vez más, el elevado nivel de las universidades e instituciones científicas de la isla, que en ocasiones es subestimado o pasa desapercibido.

“Puerto Rico es perfecto para promover las ciencias. Creo que he hecho mi mejor trabajo aquí en Puerto Rico. Los estudiantes son buenos, muy listos, muy entusiasmados. Les gusta su trabajo”, expresó el doctor Gregory J. Quirk, quien lleva ya 17 años laborando en la isla. “Creo que no quisiera tener mi laboratorio en ninguna otra parte del mundo”.

Quirk destaca  la localización estratégica de Puerto Rico para instituciones como el laboratorio que dirige y que tiene como uno de sus objetivos “ayudar a promover la neurociencia en Latinoamérica”.

“El hecho de estar en (la revista) Nature muestra que no hay límites para Puerto Rico. Se puede usar el dinero de NIH (Instituto Nacional de Salud, en inglés) pero además ahora está el Fideicomiso de las Ciencias (Tecnología e Investigación) que ya está poniendo dinero y está funcionando como un NIH puertorriqueño”, insistió Quirk, destacando que también ha recibido gran respaldo de la UPR.

El veterinario e investigador postdoctoral Fabricio Do Monte también da cuenta del renombre de las instituciones boricuas, destacando que eligió este laboratorio en Puerto Rico entre muchas opciones.

“En mi doctorado hacía investigaciones algo parecidas. Conocí a Greg (Quirk), estaba al tanto de su trabajo, un trabajo reconocido en todo el mundo. Decidí que tenía más oportunidades aquí”, destacó Do Monte, resaltando cómo el trabajo en Puerto Rico le había valido para conseguir el fondo K99/R00 que le servirá para tener su propio  laboratorio en el futuro.

Para el estudiante de medicina y doctorado en neurociencia Kelvin Quiñones Laracuente, los logros obtenidos por el equipo de Quirk demuestran que “hay grandes oportunidades, espacios para hacer investigaciones” aquí.

Quiñones destacó que, tan solo en el laboratorio donde trabajan actualmente hay oportunidades para estudiantes de bachillerato en una gran diversidad de especialidades que incluyen biología, medicina, veterinaria, farmacia, física y hasta computación, por la necesidad de hacer los diferentes modelos de computadora para los experimentos. “Todas esas especialidades se agrupan en la neurociencia”, afirmó Quiñones Laracuente.

Tags: 

Categorías de Contenido: