Se opaca poco a poco la luz de la cordura

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Marga Parés Arroyo/ Mpares@elnuevodia.com
William Torres, a la derecha, del Departamento de Salud, dijo que tener información actualizada sobre la prevalencia de Alzheimer es importante para coordinar servicios. (Jose.rodriguez1@gfrmedia.com)

Se estima que a unas 27,000 personas en Puerto Rico le han diagnosticado Impedimento Cognoscitivo, trastorno cerebral que afecta   las células nerviosas que participan en la capacidad de pensamiento y que muchos consideran la etapa previa a la demencia y el Alzheimer.

Tomando en consideración que en Puerto Rico no hay un Registro mecanizado que recopile todos los casos de esta enfermedad cerebral, las autoridades salubristas reconocen que la prevalencia del Alzheimer es mucho mayor.

“La información sobre la prevalencia es necesaria para coordinar la calidad de servicios que se necesitan”, dijo ayer el doctor William Torres, del Departamento de Salud,  en la 29 Conferencia Internacional de Alzheimer que se llevó a cabo en la Isla y que finalizó ayer. 

El Alzheimer es una enfermedad de reporte obligatorio desde el 1999, pero  problemas con el sistema de información, entre otros factores, han retrasado la puesta en marcha de un Registro de Alzheimer, la cuarta causa de muerte en la Isla.

Según Torres, la situación local debería ser similar a la de los Estados Unidos, donde la literatura indica que al menos un cinco por ciento de las personas con demencia no han recibido un diagnóstico. De hecho,  recalcó que datos de la Asociación de Alzheimer de los Estados Unidos estiman que una de cada nueve personas  tiene demencia en ese país.

“Extrapolando esos datos a Puerto Rico, con el  11% de las personas mayores de 65 años, aquí serían unas 68,000 personas que pudiesen tener demencia (y  no lo saben)”, dijo.

Agregó que las personas con  impedimento cognoscitivo enfrentan dificultad para realizar funciones cotidianas, como  tareas del hogar, poder transportarse de un lugar a otro y mantener su cuidado personal.

Para poder coordinar un Plan Estatal de Alzheimer que reúna los esfuerzos que realiza cada agencia de gobierno y organización sin fines de lucro en esta dirección y poder llenar las necesidades identificadas, así como establecer metas  de servicios futuros, Torres anunció que Salud recibió recientemente un fondo de unos $45,400 de  la Asociación Nacional de Enfermedades Crónicas de Estados Unidos. Con esa asignación, aseguró, se debe presentar un Plan para marzo de 2015, así como  ofrecer un taller a profesionales de la salud que los ayude a refrescar conocimientos de esta condición y promover así un diagnóstico más temprano.

De acuerdo con David Troxel, autor de varios libros sobre el cuidado del Alzheimer, se estima que para el 2050 la cantidad de personas afectadas con demencia subirá a 1.3 millones.

“El cuidado general (de estos pacientes) recae fuertemente en las familias hispanas, particularmente en las hijas (de la persona afectada) y  familiares femeninas (esposa, sobrina, etc.)”, sostuvo.

Por su parte, la doctora Lilia Mendoza, fundadora de la Asociación Mexicana de Alzheimer, realizó un contraste entre cómo los americanos y los latinos enfrentan esta enfermedad.

Según dijo, los americanos suelen beneficiarse más de los servicios dirigidos a atender esta condición pues reciben un diagnóstico más temprano y se enfrentan a un estigma menor.

“En los latinos el diagnóstico es más tarde. En muchas familias falta información  y educación (sobre el Alzheimer), carecen de recursos y hay más estigma”, manifestó Mendoza.

Tags: 

Categorías de Contenido: