Tropiezos para lograr un bachillerato

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Por Keila López Alicea / keila.lopez@elnuevodia.com endi.com Cual embudo en medio de un camino, las instituciones universitarias del País reciben una gran cantidad de estudiantes todos los años deseosos de iniciar una carrera profesional, mas sólo una fracción completa la jornada. Según los últimos datos que ofreció el Consejo de Educación Superior (CES), recopilados en el 2006, Puerto Rico ocupa el quinto lugar entre 51 jurisdicciones estadounidenses en cuanto al porcentaje de la población entre los 18 y 35 años de edad matriculados en una institución universitaria a nivel subgraduado. No obstante, la Isla cae al puesto número 48 al medir el porcentaje de la población de 25 años o más que posee un grado de bachillerato. “Según los estudios más recientes que tiene el Consejo, apenas se gradúa el 30% de los estudiantes que entran a la universidad”, indicó el director ejecutivo interino del CES, David Báez. “Eso demuestra que en Puerto Rico no tenemos un problema de acceso a la educación superior, sino que es de retención. ¿Qué pasa con estos jóvenes que entran a una institución universitaria pero no terminan?”, añadió el En una mesa redonda realizada por El Nuevo Día, un grupo de expertos relacionados con la educación superior en Puerto Rico coincidió en señalar que el mayor reto que enfrentan las instituciones universitarias es lograr que los jóvenes culminen sus estudios. “Si te fijas, no tenemos un éxito significativo en lograr que el estudiante obtenga su grado”, reconoció la directora del área de licenciamiento del CES, Aida Freytes. A la par con esto, la directora del Departamento de Psicología de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Río Piedras, Dolores Miranda, sostuvo que el segundo reto es ofrecer una educación de calidad que produzca egresados capaces de cumplir con las expectativas del mundo laboral. No obstante, los expertos estuvieron de acuerdo en señalar que no todos los elementos de esta ecuación tienen que ver con condiciones internas de las universidades. “Existen factores personales, factores sociales bien diversos. Ahora mismo, tu lo más que tienes son jóvenes que estudian y trabajan. Entender el fenómeno estudio/trabajo es algo que se tiene que evaluar. Nosotros dedicamos mucho tiempo a ver números, pero no vemos la carita de ese estudiante, no vemos cómo es que los estudiantes están cuadrando sus vidas”, expresó Miranda. Freytes indicó que las universidades privadas del País han identificado este nuevo estilo de vida de los jóvenes y han creado propuestas académicas para atenderlo, como la educación a distancia y los programas cortos. Sin embargo, la UPR ha mantenido su misma fórmula. Miranda sostuvo que ofrecer programas académicos que no son considerados rentables en términos económicos- como filosofía o estudios humanísticos- es uno de los deberes de la Universidad del Estado. Sin embargo, reconoció que también hay una responsabilidad de preparar a los individuos que deberán sostener al País en el futuro. Mientras, la profesora Blanca Ortiz indicó que la mayoría de las instituciones de educación superior del País han estado inmersas en un proceso de autoevaluación, al menos, desde la década pasada. Como ejemplo contó que desde el 1985, el sistema de la UPR ha reformulado casi todos sus bachilleratos. De igual forma, Ortiz y Báez coincidieron en señalar que uno de los obstáculos que interrumpe el camino de los jóvenes por la universidad son las deficiencias académicas con las que salen de la escuela superior. A pesar de que el licenciamiento de las instituciones de educación superior en Puerto Rico es compulsorio para poder operar en la Isla, la acreditación es voluntaria para aquellos centros interesados en recibir fondos federales. Según Freytes, al evaluar un nuevo programa académico, el CES sólo toma en cuenta consideraciones sobre el currículo, el personal que ofrecerá los cursos y la disponibilidad de un espacio físico para ofrecerlos. Evaluar la “necesidad y pertinencia” de un nuevo programa le está vedado, explicó la funcionaria.

Tags: 

Categorías de Contenido: