Ensayo: El magma que caminamos hoy en día

Imagen de Wilson Javier Gonzalez-Espada

Por José Navas, Escuela Juan Ponce de León en Guaynabo

En el ensayo “Puerto Rico, la punta de un volcán” de Pablo A. Llerandi, me puso a pensar en el Puerto Rico donde vivimos, donde crecemos. Puerto Rico se formó por unos movimientos de las placas tectónicas. Cuando se movieron las placas se rompieron unas partes de éstas. A través del tiempo se unieron con todas sus fuerzas y se formó el Puerto Rico que conocemos hoy en día.

Puerto Rico no había existido millones de años atrás, no había civilización. Esto fue en la era jurásica cuando toda Eurasia y América estaban juntos, hasta que ocurrieron varios temblores. Esos temblores eran los movimientos de las placas tectónicas. 

El mundo se fue dividiendo, poco a poco, hasta ser el mundo que conocemos hoy en día, pero todavía incompleto. Pasaron muchos temblores o terremotos y con todas sus fuerzas se unieron unas piezas que se rompieron de las Américas. Estas placas se unieron y formaron la Placa del Caribe. El magma que rodeó a las islas y esas islas volcánicas se unieron para formar el Puerto Rico que conocemos hoy en día.

Hoy, Puerto Rico es parte de la Placa del Caribe y aunque no se originó por la erupción de un volcán, como dice la gente, gran parte de su territorio incluyendo Vieques y Culebra, contienen evidencia de volcanismo. Los volcanes estuvieron activos en Puerto Rico, por unos 80 millones de años, entre 120 y 140 millones de años atrás.

La civilización “Homo sapiens”, que se cree que llegó a Puerto Rico de Venezuela, llegó, poco a poco, creando con el tiempo casas, edificios y carreteras. Cosas que han cambiado la forma de nuestro País. 

Todos nuestros antepasados fueron parte y responsables de nuestro Puerto Rico de hoy. Puerto Rico con toda su historia, la tecnología que tiene, con muchas cosas que no se ven todos los días. Es por esto, que Puerto Rico es la Isla del encanto.

Tags: 

Categorías de Contenido: 

Podcast: