Agua limpia para los ríos y lagos

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

César Irizarry Resto - redaccion@elperiodicopr.com

El agua de lluvia arrastra todo objeto y sustancia que se tira en las alcantarillas y los encintados de las calles. A diferencia del sistema de alcantarillado sanitario, que dirige las aguas a una planta de tratamiento, el alcantarillado pluvial conduce las escorrentías pluviales a los ríos y lagos directamente, por lo que llevan allí todo lo que va con ellas.

Con el propósito de que los cuerpos de agua reciban el líquido más limpio posible, el Municipio de Caguas inició el viernes, 22 de febrero de 2013, la demarcación de las alcantarillas pluviales en el centro urbano de Caguas, como un medio de educación a la ciudadanía sobre la necesidad de mantener esta infraestructura limpia. La demarcación consiste en colocar una chapa con un mensaje exhortativo a la ciudadanía para que coopere en el mantenimiento de las alcantarillas.
El mensaje de la chapa dice: “No contamines, cuida tus ríos” y en el centro tiene el lema municipal “Caguas nuestro nuevo país; centro y corazón de Puerto Rico”, con el logotipo del ayuntamiento.

El alcalde, William Miranda Torres, subrayó la importancia de conservar nuestro recursos de agua, al mencionar que en el mundo, más de mil millones de personas no tienen acceso a agua limpia. Las amenazas a la calidad del agua en ríos y lagos proviene principalmente de ciudadanos que derraman aceite de motor en las alcantarillas, pinturas, desperdicios de mascotas y diversas sustancias caseras.

Miranda Torres explicó que desde el año 2006, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) hizo a los municipios responsables de cumplir con una serie de regulaciones que exigen mantener libres de contaminación los sistemas de escorrentías pluviales. Desde el 2009, el Municipio inició el desarrollo de unos mapas digitales para identificar cada una de las alcantarillas pluviales.

Por su lado, Guillermo Rivera Cruz, funcionario de la Oficina de Asuntos Ambientales del Municipio, explicó que junto con la colocación de las chapas se están ofreciendo talleres educativos en escuelas, comercios e industrias, para que los ciudadanos se abstengan de echar contaminantes en las alcantarillas y los comercios aprendan a manejar sus aguas residuales.

Rivera indicó que desde hace seis años, cuando llegó a la oficina, se trabaja con la educación sobre este tema, proceso que incluye la colocación de material informativo en las páginas electrónicas del Municipio.

En la actividad participaron estudiantes de las escuelas Manuela Toro Morice, Eloísa Pascual, Cristo de los Milagros y CIMATEC, así como los comerciantes Juan Arroyo, Ilona Fortunato y Carlos Sánchez, entre otros.

Uno de los aspectos del mantenimiento de la limpieza en el Municipio son los programas de reciclaje de diversos materiales. El alcalde explicó que el Municipio ha diseñado diversas estrategias en las que se trabaja con intensidad, entre ellas el facilitar los recursos para aquellas comunidades donde los residentes se ponen de acuerdo para participar en esta labor.

El Municipio ha establecido cuatro centros grandes de depósito de plástico, cartón, papel de periódico y otros materiales reciclables. Además, tiene 13 centros en los diversos barrios, junto a las instalaciones de servicios comunales.

Se brinda servicio de recogido para reciclaje en 126 comunidades, con beneficio a 24,969 residencias, además de 108 escuelas públicas y privadas, 228 comercios y 15 industrias. Todo material que se recupera para reciclaje no va a los vertederos ni se tira en las calles y alcantarillas, por el contrario, se convierte en materia prima para nuevos productos lo que contribuye también a conservar los recursos naturales.

El programa para demarcación de alcantarillas y educación a la comunidad tiene un costo aproximado de $400 mil anuales.

Tags: 

Categorías de Contenido: