Batalla contra el Aedes aegypti

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Marga Parés Arroyo
Una de las alternativas que discute un grupo de científicos para erradicar el mosquito Aedes aegypti es la utilización de controles químicos. (Tony Zayas)

Experimentos como la modificación genética de especies, la inyección de bacterias y la utilización de radiación podrían ser algunas alternativas que se utilicen próximamente en Puerto Rico para la erradicación de mosquitos.

Los esfuerzos se concentrarán en la eliminación del Aedes aegypti, el transmisor de una multiplicidad de enfermedades tropicales, particularmente del dengue, chikungunya y zika, trío de arbovirus que pululan de forma simultánea en el País.

La iniciativa surge de  un grupo de científicos de varios países que se reunieron esta semana durante dos días en el Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico para discutir estrategias de control y eliminación del Aedes aegypti.

“Es importante tener un plan a largo plazo y este grupo quería ver lo que habían hecho otros países (en el control de este mosquito) y comparar estrategias”, explicó el doctor Johnny Rullán, exepidemiólogo del Estado que participó del taller.

El doctor José Cordero, director del Departamento de Epidemiología y Bioestadísticas del Colegio de Salud Pública de la Universidad de Georgia, lidera este esfuerzo como director del “Puerto Rico Brain Trust for Tropical Diseases Research and Prevention”, organismo que busca facilitar el desarrollo de estrategias de prevención.

Entre los científicos que participaron del taller se encontraba el doctor Michael Doyle, director del Distrito de Control de Mosquitos, en Los Cayos, Florida.

Este explicó que la utilización de controles químicos, la aplicación aérea de larvicidas y de trampas son herramientas útiles para bajar la población de mosquitos. Agregó que en Los Cayos se preparan para comenzar, próximamente, con técnicas de modificación genética del mosquito Aedes aegypti para minimizar su ciclo de reproducción.

“La mayoría de la población (en Los Cayos, Florida) ha sido receptiva”, dijo, aunque admitió que también ha causado consternación en algunos.

Doyle comentó, sin embargo, que hay lugares como Panamá, Brasil e Islas Caimán, donde el uso de la tecnología para reducir mosquitos ha resultado segura y efectiva.

El doctor Jack Newman, cofundador de Zagaya (compañía que busca mejorar la condición humana a través del uso de tecnología y educación), manifestó que para bajar la población de mosquitos se necesita en un 50% la utilización de métodos tradicionales y en otro 50% técnicas modernas.

Lucy Crespo, principal oficial ejecutiva del Fideicomiso, indicó que el próximo paso será identificar las estrategias a utilizar, cuando las usarán y la búsqueda de financiamiento y sostenibilidad del proyecto.

Según indicó Cordero, en las próximas dos semanas el grupo deberá rendir un informe que ofrezca una guía sobre las iniciativas que pretenden emplear. Luego, dijo, se recurrirá a la Legislatura y el ejecutivo para darle mayor fuerza a este esfuerzo.

Rullán recomendó que se deben identificarlos lugares calientes de alta prevalencia de zika y dengue  para comenzar a emplear métodos como la aplicación aérea de larvicidas y el uso de trampas contra mosquitos.

Tags: 

Categorías de Contenido: