Estudiantes se preparan para una competencia de robótica submarina

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Yaritza Santiago Caraballo
En la foto, el equipo de estudiantes de CROEV School que competirá en Georgia Tech. De izquierda a derecha aparecen: la directora Sol León, Sorymel Negrón, Jaime Negrón, Kevin Vargas, José Sepulveda, el maestro José Torres, Nicole Torres y Fabian Matos.

Siete estudiantes de CROEV School, una escuela pública especializada en ciencias y matemáticas que se ubica en Villalba, se preparan para representar a Puerto Rico en las competencias de robótica submarina.

El encuentro se realizará en mayo en la Universidad de Georgia Tech, en el estado de Georgia.

Este grupo de jóvenes, que cursa del décimo a duodécimo grado, es parte de la delegación de estudiantes de la Isla que participarán en el evento "2017 National SeaPerch Challenge", pero la CROEV School será la única escuela del Departamento de Educación en integrarla, ya que las demás escuelas locales participantes son privadas.  

En esta competencia, que se realizará del 18 al 22 de mayo, participan más de 200 equipos, incluyendo a jóvenes de la Isla y de Estados Unidos.

José Torres, profesor de Física y maestro mentor del Programa de Robótica Submarina en CROEV School, contó a endi.com que los siete alumnos que integran el “Apollo Rov Team”, presentarán los robots submarinos que ellos mismos diseñaron y construyeron en el salón de clases.

“Nosotros comenzamos el programa de Robótica Submarina en agosto del 2016 y estos estudiantes han estado compitiendo en varios eventos desde noviembre. Actualmente, ellos están entre las primeras dos posiciones de todos los equipos en Puerto Rico. A esta competencia, sería la primera vez que van como escuela pública y allí van a defender su propuesta, el diseño de su robot, los problemas que han tenido, los retos, las modificaciones que han hecho, las investigaciones y cuáles han sido sus estrategias”, manifestó Torres.

Los jóvenes comenzaron a trabajar en este proyecto desde noviembre del año pasado. Su robot submarino fue construido con tubos PVC y flotadores, y uno de sus retos es que tiene que permanecer sumergido en el agua.

De hecho, con este tipo de robot, según Torres, se pueden realizar investigaciones sobre la vida submarina y la calidad del agua.

“Yo, como mentor, estoy con ellos, como facilitador, pero ellos tienen que hacer el proceso ellos mismos, tomar las decisiones, todo”, indicó.

Más allá de ganar un trofeo, Torres expuso que este tipo de evento le abre las puertas a los estudiantes para que puedan obtener becas universitarias y participar en internados de Oceanografía.

“Es una oportunidad única”, sostuvo por su parte, la directora de CROEV School, Sol León.

“Le enseñamos al estudiante que no puede ser insularista sino de Puerto Rico para el mundo”, agregó León, al destacar que su intención es lograr unacuerdo de apoyo con la universidad de Georgia Tech para que el estudiantado pueda tener oportunidades de estudios relacionados con la ingeniería y matemáticas, entre otras materias.

León resaltó que para costear el viaje, los padres y estudiantes están recaudando fondos. Aún necesitan $7,000 para completar los gastos del mismo.

“Estamos haciendo todos los esfuerzos para que los estudiantes puedan viajar, pero necesitamos más colaboración. Si alguien nos puede ayudar, dólar a dólar llevaremos a los estudiantes a representar a Puerto Rico”, expresó León.

Además de participar de este evento en Estados Unidos, CROEV School, que comenzó operaciones en el 2015, será la primera y única escuela pública que representará a la Isla en el Congreso Mundial de Robótica Submarina. Este evento se llevará a cabo en mayo del 2018 en España. 

Para esta competencia, la escuela ya está recaudando fondos, según León. 

Aparte de dar clases de robótica submarina, CROEV School, que cuenta con una matrícula de 212 estudiantes, ofrece también el programa de Robótica Terrestre.

Para esto, dijo León, la escuela hizo un acuerdo colaborativo con el Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico para que los alumnos puedan tomar algunos cursos con ellos, aunque estén cursando la escuela. También tienen un acuerdo colaborativo con la Universidad Católica de Ponce.

“Este tipo de acuerdo lo quiero lograr con la Universidad de Georgia Tech. El programa de robótica es parte de la escuela y se ha trabajado arduamente. Queremos darles esas oportunidades a nuestros estudiantes. Esta escuela defiende la educación de excelencia”, concluyó.

 

Tags: 

Categorías de Contenido: