Laguna en Vieques podría ser una de las más contaminadas del mundo

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Alba Y. Muñiz Gracia/alba.muniz@gfrmedia.com
La laguna etá ubicada en los terrenos del antiguo polígono de tiro de la marina. (Archivo, END)

Tiene residuos de plomo, napalm, mercurio, arsénico y uranio

Con residuos de plomo, napalm, mercurio, arsénico y uranio reducido, la laguna Anones, ubicada en los terrenos del antiguo polígono de tiro en la isla municipio de Vieques, podría ser uno de los recursos naturales más contaminados del mundo.

Y sus aguas, antes impedidas de llegar al mar abierto a través de Bahía Salinas, al sur de la isla, ahora pasan a través de un largo canal y llegan a la zona donde, hasta el 2006, una centena de pescadores se ganaba el sustento diario.

Ante el serio riesgo a la salud que esta situación representa para los pescadores y consumidores, Arturo Massol, de Casa Pueblo; el pescador viequense Cacimar Zenón, y los abogados Fermín Arraiza y Harry Anduze reclamaron hoy, miércoles, el cierre del canal que permite que la laguna Anones descargue al mar. Además, exigieron la devolución completa de los terrenos de la Marina de Guerra de Estados Unidos en Vieques, la cuantificación y mitigación del impacto de las prácticas militares que se realizaron allí y que se les permita la entrada a científicos locales para estudiar la situación.

“La laguna Anones es el lugar más contaminado del polígono, pues recibió miles de bombas y es receptor de contaminantes que llegan como consecuencia de escorrentías desde las colinas aledañas”, explicó Massol.

Zenón indicó que, a raíz de la contaminación y las restricciones impuestas por el gobierno federal para pescar en la zona, los pescadores viequenses han tenido que mudarse a las aguas de Culebra y San Thomas para realizar sus labores.

A esto se suma que también han tenido que bajar a aguas más profundas para obtener sus presas, lo que representa una seria amenaza para la salud debido al riesgo de embolias mientras bucean, de las que él ya ha padecido dos.

Massol indicó que, según estadísticas del Laboratorio de Investigaciones Pesqueras del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), el promedio de libras de pescado que se atrapaba en Vieques para los años 2002 y 2004 era de 165,430, mientras que para el periodo entre el 2007 y 2011 era de 15,581. “Estas cifras representan un 90% de reducción en los últimos diez años”, puntualizó Massol.

La Marina cesó sus prácticas militares en Vieques en el 2003.

Según Massol, el canal que conecta la laguna Anones con la Bahía Salinas estuvo cerrado hasta el 2005, cuando miembros de Casa Pueblo visitaron la zona y se percataron de que las lagunas estaban descargando sus aguas al mar a través del canal. El activista explicó que, durante años, el agua de la laguna estuvo contenida porque el nivel del terreno en el canal que conecta con Bahía Salinas era más alto y no permitía que las aguas pasaran.

“La laguna estaba desconectada de la marina del sur. El canal era la zona (de terreno) más alta, las lagunas estaban llenas y los contaminantes estaban contenidos”, relató Massol, cuya organización realiza estudios de flora y fauna en la zona del polígono de tiro desde el 1999.

“En el 2005, la laguna estaba abierta, el canal estaba abierto, estaban secas, pudimos caminar en las lagunas y pudimos observar evidencia de bombas, cristales de explosivos”, agregó el biólogo.

Indicó que solicitó la intervención de las agencias correspondientes, principalmente del Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre (FWS, por sus siglas en inglés), sin que estos mitigaran la situación. Agregó que, por el contrario, la FWS le indicó que el canal se había abierto solo.

“Esto ha servido como un suero tóxico que alimenta el sur de Vieques y es en gran parte responsable del deterioro de los recursos marinos”, puntualizó Massol, quien, al igual que Zenón, expresó que entiende que la apertura del canal fue hecha por FWS de forma intencional.

El licenciado Anduze fue más allá y tildó la situación como un “crimen contra la humanidad” que afecta a todo Puerto Rico. “El problema no es local, es un problema regional. El sur de Vieques y el este de Puerto Rico están sufriendo las consecuencias”, agregó Massol quien no pudo precisar la extensión de la contaminación debido a los patrones migratorios y de movimiento de las especies marinas.

Ante esta situación, el grupo envió comunicaciones escritas al gobernador Alejandro García Padilla, a Casa Blanca, varias agencias federales y congresistas de Estados Unidos en reclamo de que se atienda el asunto.

Tags: 

Categorías de Contenido: