Peculiaridades sobre algunas abejas de Puerto Rico – parte II

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Raúl A. Pérez-Rivera
Abeja del género Sphecodes con sus colores típicos negro y rojo. (Suministrada)

Sphecodes tainoi o la Abeja taína, es una especie que se encontró por primera vez en Puerto Rico en el 2013. Este tipo de abejas, por lo general su torax es de color negro y su abdomen rojo.

Las especies dentro del género Sphecodes, se consideran cleptoparasíticas. Esto quiere decir, que invaden el nido de otras especies de abejas y ponen sus huevos en las celdas que estas han construido. Cuando emergen las larvas, matan las larvas de la especie parasitada y se alimentan de lo que había almacenado su dueño original.

Los miembros del genero Sphecodes, parasitan especies de los generos Halictus y Lasiogrossum.Nesophecodes anthracinus es la otra especie de abeja de Puerto Rico que también se caracteriza por ser cleptoparasítica.

El género Lasioglossum es el más grande dentro del grupo de las abejas, estando representado por más de 1,700 especies. En Puerto Rico, dicho género está muy bien representado por siete especies.

Por lo general las abejas de este grupo son de color verde o azul metálico y son más pequeñas que las abejas melíferas. Se les conoce como Abejas del sudor, porque son atraídas por el sudor que producimos y si nos estamos quietos, se posan sobre nosotros para lamer el líquido, aparentemente para obtener las sales que hay en este.

Entre otras peculiaridades de estas abejas encontramos especies de hábitos nocturnos y otras oligolécticas. Algunas de estas abejas se mantiene activas durante la noche, aunque no tienen una visión especial para ver en la oscuridad. A tales efectos se orientan aprendiendo la ubicación de ciertos puntos de referencia que se encuentran en los alrededores de su nido.

El término oligoléctico se refiere a abejas que se especializan en tomar néctar y polen de algunas plantas en particular, y por lo general, del mismo género. No obstante, hay algunas de estas abejas, que se consideran especialistas, porque se alimentan de una sola especie de planta. La mayoría de estas especies anidan en el suelo, aunque algunas construyen su madriguera en pedazos de madera en estado de descomposición.

El género Exomalopsis está representado en Puerto Rico por cinco especies. Las abejas de este género construyen un nido o panal comunal. Algunas de estas especies, construyen sus nidos cerca de colmenas de abejas melíferas y se cree que lo hacen como una medida de protección. Sin embargo, la mayoría hacen sus nidos en suelos arcillosos.

Estas excavan túneles, al final del cual construyen una cámara en donde almacenan polen y néctar. Sobre este cúmulo de alimento, la abeja madre pone los huevos y al emerger de estos las larvas se alimentan de lo que su madre ha almacenado. Algunas de las especies del géneroExomalopsis, son huéspedes o las víctimas de abejas parasíticas.

Las abejas son los polinizadores más importantes de este planeta. Sin ellas nuestros ecosistemas terrestres y los cultivos agrícolas de una gran cantidad de plantas se verían severamente afectados. Muchas de estas abejas se encuentran en números reducidos porque son muy susceptibles a cambios en el ambiente y por lo tanto igualmente susceptibles a extinción.

Cuando se estuvo pensando en utilizar el insecticida Naled en Puerto Rico, muchos científicos y agricultores pensaron únicamente en el efecto sobre la abeja melífera. La gran mayoría de estos olvidó las otras 35 especies de abejas, que son igualmente importantes para nuestros ecosistemas naturales.

Tags: 

Categorías de Contenido: