Somos comida para los mosquitos

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Pedro Bosque Pérez
El macho del Aedes aegypti no pica, pues se alimenta de néctar, pero la hembra de ese zancudo depende de nuestra sangre para poder desarrollar los huevos que van a perpetuar su especie. (James Gathany / CDC)

Mayagüez - Los seres humanos somos indispensables para que sobreviva el Aedes aegypti, dado que somos el alimento más abundante de este mosquito, que al picarnos puede transmitir los virus que causan el zika, dengue, chikungunya y la fiebre amarilla.

El macho del Aedes aegypti no pica, pues se alimenta de néctar. Es la hembra de ese zancudo la que depende de nuestra sangre para poder desarrollar los huevos que van a perpetuar su especie, afirma eldoctor en entomología y catedrático de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Mayagüez, Carlos Rosario.

“Las hembras ponen los huevitos en el menisco de los envases que colectan agua, en el borde del envase. Ella se para en la superficie del agua y pone los huevitos, hace una línea completa y vienen más mosquitos y ponen, y se forma una línea negra”, detalla Rosario, experto en control de plagas.

El entomólogo explica que los huevos que pone el Aedes aegypti pueden secarse y “estar hasta más de un año sin eclosionar… pero entonces cuando llueve y el nivel del agua tapa los huevitos, revientan como si fuera popcorn. No pasa ni uno o dos minutos y empiezan a salir las larvitas”, describe el científico especializado en el estudio y control de los insectos.

Rosario ha hecho experimentos para ver el desarrollo del mosquito. Destaca que los machos del Aedes aegypti nacen en unos 11 días y las hembras en 12.

Aprovechando que nace primero el macho, hay la opción de usar mosquitos genéticamente alterados, a los que se le modifica un gene para que la larva no llegue a la etapa adulta sino que muera. De esa manera se reducen o eliminan las generaciones futuras de ese zancudo.

Rosario explica que esas pruebas se hicieron por primera vez en las islas Caimán y “bajó la población de mosquitos descomunalmente”. Dice que es una alternativa para controlar al Aedes aegypti que se ha probado con éxito, pero un sector de la población lo rechaza, en especial por desconocimiento de lo que se hace.

El problema de la basura

El entomólogo señala que el Aedes aegypti se ha adaptado para vivir con los seres humanos. “Se crían hasta en una lata de salsa de tomate, de espagueti, una botella de cerveza rota, una paila o lata de pintura”. Añade que el zancudo se puede criar en un pequeño espacio, como la base de un tiesto.

“Hay una irresponsabilidad crasa en Puerto Rico, es bien triste que seamos tan orgullosos con nuestro país, y la gente sigue tirando la basura a la carretera. Y esto tiene un efecto incapacitante, un dengue o chikungunya, y ahora el zika”, afirma Rosario.

Qué puede hacer la ciudadanía?

“El público es el que tiene en sus manos el control delmosquito”, subraya el entomólogo, que señala que es vital limpiar la basura que se acumula en las calles, en particular los envases que acumulan agua y son la cuna del mosquito.

Rosario insta a revisar no solo dentro de las estructuras sino en los techos y patios. Señala que muchas personas durante la sequía compraron gran cantidad de drones, que pueden convertirse en un criadero de zancudos.

Tags: 

Categorías de Contenido: