Un boricua en la Final de la NBA

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Contribución de CienciaPR: 

No

Por: 

Joel Ortiz Rivera / joel.ortiz@elnuevodia.com
El médico William Félix Rodríguez también acompañó a los equipos de baloncesto de Estados Unidos en las pasadas Olimpiadas en Londres. (suministrada / William Rodríguez)

Aquí no se sabía,  pero Puerto Rico sí tiene representación en la Final de la NBA de 2013 y es más que adecuada. Es más, podría catalogársele hasta de ejemplar.

Aunque no sobre el tabloncillo, tras bastidores el Dr. William Félix Rodríguez trabaja arduamente desde el 2010 como parte de la División de Asuntos Médicos de la NBA para asegurarse de que en caso de que algún jugador o integrante del ‘staff’ de la Liga sufra una emergencia, exista una logística sobre ambulancias, rutas y hospitales donde sería llevado el paciente.

Félix Rodríguez es un médico boricua especializado en medicina de emergencia y subespecializado en medicina deportiva. Estudió su bachillerato en la UPR, continuó en medicina en la Universidad Central del Caribe, hizo su internado en Ciencias Médicas, realizó su residencia y especialización en el Cooper University Hospital y la UMDNJ de Nueva Jersey, y luego tuvo la oportunidad de subespecializarse en medicina deportiva en Duke University.

Y todo eso lo consiguió batallando contra una dislexia severa, contra un déficit de atención con hiperactividad, y contra los estigmas existentes hacia las personas de orígenes humildes: Félix Rodríguez salió del residencial arecibeño El Cotto.

“Venir de un caserío no te predispone. Me crié en El Cotto en Arecibo y todavía tengo familia allí. Y aunque tuve la oportunidad de hacer cosas malas y tomar malas decisiones, escuché mi voz interior y aproveché a las personas clave que se presentaron en mi camino. Además, Dios nos ha cuidado siempre”, dijo Félix Rodríguez, que tiene un hijo con Síndrome Down. Su labor para la NBA comenzó cuando uno de sus mentores en Duke University, que ya trabajaba para la NBA, le preguntó si le quería acompañar al Juego de Estrellas que se efectuó en Dallas en el 2010.  Desde entonces, ha estado en los próximos tres Juegos de Estrellas y eventos como la actual Final. A través de su labor para la NBA, el año pasado fue escogido para ser parte del equipo médico que acompañó a los equipos de baloncesto de Estados Unidos en las Olimpiadas de Londres, ciudad donde tuvo la responsabilidad y la experiencia de visitar la mayoría de los hospitales londinenses e identificar cuales serían los más apropiados en caso de emergencia.

Aunque afortunadamente la fractura que Kobe Bryant sufrió durante el Juego de Estrellas de 2012 en Orlando, Florida, ha sido de las pocas emergencias que le ha tocado trabajar en la NBA, Félix Rodríguez no puede bajar la guardia.

“Es medio estresante, pero todo se planifica bien y el trabajo se hace mayormente antes de que el evento comience”, dijo  vía telefónica desde San Antonio, donde está destacado desde hace más de una semana y donde hoy se jugará el quinto partido de la serie entre el Heat y los Spurs. Autodescrito como arecibeño pero “hatillano de corazón”, Félix Rodríguez, quien está casado con la arecibeña Rebecca Cruz, dijo que en una reciente visita a la Isla le dolió mucho el clima de incertidumbre, de pesimismo y de desánimo que percibió.

 El camino bueno

“Lo que he logrado me llena de orgullo y de alegría. Tuve ante mí la oportunidad de meter las patas y de tomar decisiones que no parecían fáciles y resultaron ser muy buenas”, dijo Félix Rodríguez.

 “El camino no es fácil para nadie. El mío tampoco lo ha sido. Pero en el área en que uno está, cada cual debe tomar las mejores decisiones y aprovechar los mejores momentos. Hay que aprovechar esas personas que quieren ayudar a uno y huir de la tentación. A los muchachitos que están a punto de meter las patas... ante las tentaciones se justifica ser cobarde, cuando estés a punto de ceder ante una, sal corriendo. No lo hagas”.

Tags: 

Categorías de Contenido: