Alarmantela pérdida de mangles

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Por Agencia EFE endi.com Roma - El planeta perdió alrededor de 3.6 millones de hectáreas de manglares desde el 1980, lo que equivale a “una pérdida alarmante” del 20% del área total, según un estudio de evaluación de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). El informe “Los manglares del mundo 1980-2005” indica que el área total de este tipo de bosque cayó de 18.8 millones de hectáreas en el 1980 a 15.2 millones en el 2005. Asia sufrió la mayor disminución desde el 1980, con más de 1.9 millones de hectáreas destruidas, fundamentalmente debido a los cambios en el uso de la tierra. América del Norte y Central y África también contribuyeron significativamente a la desaparición, con la eliminación de unas 690,000 y 510,000 hectáreas, respectivamente. Según el inventario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales en Puerto Rico se han descrito 119 áreas de manglares con un promedio de 22,971 cuerdas. Archivo / El Nuevo Día A nivel nacional, Indonesia, México, Pakistán, Papua Nueva Guinea y Panamá registraron las mayores pérdidas de manglares durante la década de 1980. En total, un millón de hectáreas, extensión comparable a la de Jamaica. Desde el 1990 hasta el 2005, Vietnam, Malasia y Madagascar fueron los países que sufrieron una mayor deforestación, aunque otros, como Pakistán y Panamá consiguieron reducir su tasa de pérdida de manglares. “La tasa de pérdida de manglares es significativamente más alta que la pérdida de cualquier otro tipo de bosques”, según Wulf Killmann, director de la División de los Productos y Economía Forestales de la FAO. Killmann aseguró que la deforestación conlleva graves pérdidas en la biodiversidad y en los medios de subsistencia, además de la intrusión salina en las áreas costeras y la acumulación de sedimentos en los arrecifes de coral, puertos y rutas de navegación. Añadió que hasta “el turismo sufrirá las consecuencias”, por lo que pidió que “los países se comprometan a una conservación más eficaz y a la gestión sostenible de los manglares y otros ecosistemas húmedos”. Baja el ritmo No obstante, la FAO destaca que ha habido una disminución en el ritmo de pérdida de manglares, ya que en la década de 1980 desaparecían unas 187,000 hectáreas al año, cifra que se redujo a las 102,000 hectáreas entre 2000 y 2005. La FAO explica que ello “refleja una mayor concienciación del valor de estos ecosistemas” y destaca a Ecuador como país que al abandonar las estructuras dedicadas a cría de camarones y a la producción de sal, logró reconstruir varias áreas de manglares. Los manglares son bosques perennes resistentes a la sal que se extienden a lo largo de los litorales, lagunas, ríos o deltas de 124 regiones y países tropicales y subtropicales, protegiendo el área costera de la erosión, los ciclones y el viento. Se trata de ecosistemas importantes que suministran agua, comida, forraje, medicina y miel. También son hábitats para muchos animales como cocodrilos y serpientes, tigres, ciervos, nutrias, delfines y pájaros y una amplia variedad de peces y mariscos dependen de estos bosques costeros. Los manglares ayudan, además, a proteger a los arrecifes de coral de los sedimentos de las tierras altas. Indonesia, Australia, Brasil, Nigeria y México representan conjuntamente el 50% del área total de manglar de todo el planeta.