Perjudica a los arrecifes de coral

Este artículo es reproducido por CienciaPR con permiso de la fuente original.

Por Stephanie Jiménez Torres / sjimenez@elnuevodia.com endi.com Las personas con padecimientos respiratorios y la visibilidad en el aeropuerto no son los únicos que se afectan con la llegada del polvo del Sahara. Los arrecifes de coral también se cuentan entre las potenciales víctimas. El oceanógrafo y profesor de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez (RUM), Juan González, dijo a El Nuevo Día que el fenómeno se asocia con el blanqueamiento de los corales, pues los componentes químicos que trae consigo el polvo del desierto -como hierro, sílice y sal, además de otros minerales, hongos y bacterias- causan la muerte de diferentes organismos acuáticos. Además, el polvo aumenta el efecto de sombra en el océano. “Esta situación afecta directamente a los corales, que necesitan luz abundante para reproducirse”, explicó González. En los últimos 50 años la cantidad de polvo del Sahara en la atmósfera ha incrementado diez veces, por lo que González urgió la atención de la comunidad científica a nivel mundial sobre el efecto en la vida marina. El oceanógrafo recalcó que la degradación de los corales en Puerto Rico se agrava porque el ecosistema es frágil y crece a razón de apenas un centímetro al año. “A pesar de que existen reglamentos y leyes que protegen a los corales, es necesario que sean más rigurosos, pues estos ecosistemas constituyen el hábitat de diversos organismos marinos de alto valor comercial, protegen la costa de marejadas y oleajes fuertes y modifican la velocidad y dirección de las corrientes marinas”, dijo. Ayudó la lluvia Por otro lado, todo apunta a que los fuertes aguaceros de ayer, como resultado de una onda tropical que cruzó la zona, limpiaron la atmósfera y disiparon el polvo del Sahara que arropaba la Isla desde la semana pasada. Sin embargo, de acuerdo con el meteorólogo Jesús Figueroa, del Servicio Nacional de Meteorología en San Juan, el material particulado regresa hoy y los cielos amanecerán “un poco” brumosos. La situación se agravará entre miércoles y jueves, indicó, por lo que las personas con padecimientos respiratorios podrían enfrentar complicaciones. A eso de las 4:00 p.m. de ayer, la página cibernética de la Junta de Calidad Ambiental indicaba que la calidad del aire en San Juan era buena. No se esperaban cambios por el momento. Para el viernes se espera una nueva onda tropical. Gerardo Alvarado colaboró en esta historia.